10:52 h. viernes, 22 de octubre de 2021

Bolívar ya tiene al menos 400 pacientes con fiebre de chikunguña

El Tiempo  |  12 de septiembre de 2014 (00:59 h.)
chikunguña

Hasta ahora no hay complicaciones. Autoridades ponen plan en marcha para evitar expansión.

En tres poblaciones de Bolívar (San Juan Nepomuceno, Arroyohondo y Mahates), ya hay confirmados 400 casos de la fiebre chikunguña, y así lo admitió el Ministerio de Salud.

“El virus en el país es una realidad”, afirmó el viceministro Fernando Ruiz, quien explicó que el diagnóstico de esta enfermedad es clínico, es decir que la mayoría de las veces no se requieren pruebas de laboratorio para confirmarla.

“Por fortuna, a estas alturas también podemos decir que su curso, en todas estas personas, es leve y benigno”, agregó el Viceministro.

Los afectados presentan síntomas que incluyen fiebre, malestar general y dolor de cabeza y articular. Hasta ahora no se han registrado hemorragias u otras complicaciones. De hecho, algunos ya remontaron este mal.

Eso no quiere decir, sin embargo, que estos casos no requieran atención y vigilancia. “Todas las autoridades de salud, empezando por el Ministerio, han venido desplegando, tanto en esta zona, como en otras de alto riesgo, un plan para prevenir y contener la dispersión del virus”, aseguró Ruiz.

De acuerdo con el Ministerio, la intervención en casos como el de Bolívar se inicia controlando los factores de riesgo que determinan la dispersión de la enfermedad, como la eliminación de potenciales criaderos de las larvas del mosquito transmisor (el Aedes aegipty), la intervención directa para identificar síntomas tempranos entre la gente y la asistencia específica de potenciales complicaciones a través de los hospitales.

Atención prioritaria

El Ministerio, que de acuerdo con proyecciones basadas en el comportamiento de la enfermedad en países vecinos, estima que podrían presentarse 250.000 casos sintomáticos de la enfermedad durante los próximos cuatro meses, pidió a los centros asistenciales la habilitación de una “puerta alterna”, por la que se resuelvan los casos sospechosos de chikunguña.

De este modo se prioriza la atención y se reduce la congestión de urgencias.

Una comisión –encabezada por el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud y las secretarías de Salud departamental y municipales– se encuentra recorriendo las zonas afectadas para acelerar las medidas de contención del mal.

Estas medidas hacen parte de un plan contra el virus del chikunguña elaborado desde hace meses por las autoridades sanitarias.

Incluye responsabilidades para las autoridades de salud del orden nacional, departamental y municipal, así como para los organismos descentralizados, hospitales públicos y privados, Fuerzas Armadas, Policía Nacional y estamentos fronterizos.

Adicionalmente se dispusieron 6.400 millones de pesos para fortalecer la atención territorial.

Germán Guerrero, secretario de Salud de Cundinamarca, explicó que como parte del plan se emprendieron capacitaciones con los ciudadanos y las instituciones.

En paralelo a esto se activaron los sistemas de información para que se haga reporte específico de los casos que se presenten. De este modo esperan desarrollar de manera más rápida acciones como cercos epidemiológicos para el control de los brotes.

Síntomas del mal y cómo manejarlos

La fiebre del chikunguña es una enfermedad similar al dengue, que, por lo general, es de curso benigno. Es decir que no es mortal.

Como se trata de un mal viral, no tiene tratamiento específico y su manejo se orienta a controlar los síntomas, que duran entre 3 y 5 días y se revierten solos.

1. Al comienzo

Fiebre alta, dolor de cabeza y decaimiento pueden presentarse en el 90 % de los casos a los 10 días siguientes de la picadura del mosquito infectado. En algunos casos hay también dolor muscular y articular intenso, con escalofrío.
Hay que mantener hidratada a la persona, darle antipiréticos si la fiebre es muy alta y analgésicos para el dolor y darle reposo.

2. Después

Si a lo anterior se suma dolor abdominal, mareo, náusea, puntos rojos o morados en la piel, y sangrados por las encías, en la deposición o en la orina, hay que consultar de inmediato con el hospital.

Vale la pena tener en cuenta que independientemente de los síntomas, los niños, los adultos mayores o las personas con males crónicos o que afecten el sistema inmunológico, deben tener una vigilancia especial y deben consultar siempre.