12:22 h. martes, 19 de octubre de 2021

Comienza el debate por la financiación del metro de Bogotá

El Tiempo  |  08 de octubre de 2014 (01:07 h.)
Metro de Bogotá

Por ahora no hay certezas de dónde saldrán los 15 billones de pesos que costará la primera línea.

La alegría que generó este martes la divulgación de los estudios finales del metro de Bogotá contrastó con la preocupación por el costo de la megaobra: 15 billones de pesos.

El propio Distrito e, incluso, el Gobierno Nacional fueron los primeros sorprendidos por el valor de la primera línea de ese sistema masivo, pues los cálculos oscilaban alrededor de 7 billones de pesos.

Una vez se conoció el presupuesto –que se hizo oficial durante la presentación de los diseños en el auditorio Huitaca de la Alcaldía– la primera pregunta que surgió fue la de cómo harán la Nación y el Distrito para sacar adelante este proyecto, del que se viene hablando hace unos 60 años y al que ya se le invirtieron 100.000 millones de pesos en estudios durante los últimos cinco años (alcaldías de Samuel Moreno y Gustavo Petro).

El ingeniero civil José María Villarroel, director de ingeniería de la firma española Euroestudios, a cargo de los diseños finales junto con las empresas Idom y Cano Jiménez, explicó en su presentación que el aumento del costo del metro obedece directamente a la “mala calidad de los suelos” de la ciudad.

Además, los 27 kilómetros de la primera línea serán totalmente subterráneos. Este es un cambio de fondo que también elevó los costos, pues los diseños conceptuales de Sener y Transporte Metropolitano de Barcelona habían sugerido una línea mixta: 64 por ciento bajo tierra y 36 por ciento sobre la superficie. 

¿Dónde está la plata?

Ya con el diagnóstico claro de los estudios finales, el primero en admitir el complejo escenario de la financiación fue el propio alcalde Petro, quien anunció que haría reuniones periódicas con el Gobierno Nacional, concretamente con el director de Planeación, Simón Gaviria, para discutir de dónde saldrán los recursos. Ante la sorpresa que produjeron los 15 billones de pesos, por ahora hay más dudas que certezas, pues el diseño final hizo que se modificaran por completo los cálculos previos.

En una reciente reunión con Petro, Gaviria le había expresado que si el metro sobrepasaba los 6,8 billones de pesos, el Distrito tendría que priorizar las inversiones, teniendo en cuenta que en el radar también está la construcción de la troncal de TransMilenio por la avenida Boyacá, entre otras obras. “La respuesta es que Bogotá prioriza el metro”, le respondió este martes el Alcalde al director de Planeación Nacional. Sin embargo, ahí no acaban las dudas.

En el supuesto de que la Nación desembolse el 70 por ciento de los 15 billones de pesos, el Distrito deberá poner el 30 por ciento restante, es decir, 4,5 billones de pesos. ¿Cuenta hoy la Administración con esos recursos?

Ideas sobre el papel

La ciudad dispone de un cupo de endeudamiento de 3,4 billones de pesos y tendría que salir a conseguir los 1,1 billones restantes. Petro habló este martes de recaudos con cobros por congestión (peajes urbanos) y plusvalías, es decir, que propietarios paguen un tributo por la valorización que tendrán sus bienes con el metro.

Ambas ideas, no obstante, están sobre el papel y esas fuentes de recursos no tienen certeza en la actualidad.
Hoy tampoco se sabe cuál será el subsidio del Distrito o la Nación para que la operación del metro sea autosostenible y la tarifa sea cómoda para los pasajeros.

Por eso, el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla, habló este martes de la necesidad de avanzar ahora hacia la “estructuración financiera del proyecto”.

Incluso, no se descarta que una parte de la construcción se haga mediante un acuerdo de financiación con la Nación, y la restante se otorgue en concesión, tal como ocurre con TransMilenio.

Por otra parte, Gaviria anunció ayer que le dio instrucciones a un equipo asesor del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que diseñe un organigrama institucional para que el Gobierno Nacional pueda gerenciar el proyecto en forma directa.

En la Nación dicen que el metro de Bogotá no puede estar a cargo de una subdirección de TransMilenio, dada su trascendencia.

Igualmente, Planeación Nacional explorará alternativas de financiamiento de metros con base en las experiencias internacionales.