21:02 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Las alternativas de Colombia frente a Argentina

El Universo  |  22 de junio de 2015 (18:21 h.)
Seleccion-Tricolor

Mucho se habla de qué hará Pékerman para suplir las bajas de Sánchez y Valencia en el mediocampo y de cómo potenciar a James. Un 4-2-3-1 puede ser la solución.

Colombia no ha brillado en la Copa América Chile 2015. Es una realidad. Perder contra Venezuela y empatar frente a Perú en la primera ronda, pese a ganarle a Brasil, da fe de eso. El combinado nacional no logra encontrar el juego que se le conoció en la pasada Copa Mundo que les dio el rótulo de ‘candidatos’ en el presente torneo.

La poca continuidad de varios jugadores en sus clubes, el desgaste físico de algunos y la falta de un líder son razones que demuestran el bajo nivel del equipo en el certamen.

Sumado a esto, frente a Argentina no estarán Sánchez, por acumulación de amarillas, y Valencia, por lesión. Bajas más que vitales para contrarrestar el poderoso ataque gaucho liderado por Messi, Di María, Pastore y Agüero.

Entonces, ¿qué hacer?

Pues precisamente jugar como se hizo en el Mundial, hablando desde lo táctico. Fue con el 4-2-3-1 que James figuró, parado cerca al área, como un falso 9, y no por una banda como lo ha hecho en Chile.

Además, es claro que el ‘10’ necesita más compañía para asociarse y así generar más juego y opciones de gol. Es ahí, pisando las 16 con 50, donde se siente cómodo con la Selección. Fue ahí donde marcó seis goles en la cita orbital y se quedó con la Bota de Oro.

Claro, el planteamiento exige un solo delantero. Se debería sacrificar a Falcao o Teo, la dupla ofensiva que viene actuando. O, por qué no, jugar con Jackson en punta. Pero a James hay que darle su lugar para que sea protagonista.

Y en los extremos se podría pensar en un Ibarbo por izquierda y un Cuadrado por derecha para armar una línea de cuatro, cuando ataque Argentina, o una línea de tres cuando lo haga Colombia. Además, ayudarían a tapar la salida de los laterales argentinos.

Alexander Mejía debe ser el responsable de la contención

A falta de Sánchez y Valencia, el barranquillero es la opción más lógica y conveniente para jugar en la zona de recuperación porque es el único futbolista que cumple con los requisitos de esa posición.

Además, ya sabe lo que es marcar a Messi. Ocurrió el 8 de junio de 2013, cuando Colombia visitó el Monumental, en Buenos Aires, para enfrentar a Argentina. Ese día, en el 59’, Pékerman metió a Mejía con la única intención de anular a Messi, quien había ingresado dos minutos antes.

El rosarino poco hizo para cambiar la historia del partido producto de la férrea marca que le propinó el colombiano. El encuentro terminó 0-0 y el conjunto cafetero se llevó un punto a casa. Entonces, esta debería ser nuevamente la apuesta de ‘Don José’ para neutralizar al astro argentino y darle equilibrio a la zona de contención.

Para acompañar a Mejía se tendrá que improvisar. Puede ser Pedro Franco, quien inició como volante de recuperación en Millonarios, o Jeison Murillo, un jugador rápido, de buen pie y con mucho quite de balón.

La Selección del 90’ jugaba con ese sistema táctico

En los anales del fútbol quedó inmortalizado aquel equipo liderado por Carlos ‘el Pibe’ Valderrama y dirigido por Francisco Maturana. El entrenador antioqueño disponía de un módulo táctico de 4-2-3-1. Iguarán era el único punta; Valderrama jugaba detrás de él como armador; Rincón y Redín lo acompañaban por los lados y se replegaban cuando los atacaban; y Álvarez y Gómez eran las murallas en la mitad del terreno.

Todo esto para demostrar, de cierta forma, que es una buena alternativa de cara al juego por cuartos de final de la Copa América. Resultó con la histórica Selección de los 90’ y ha resultado con la actual.

Las cartas están echadas

Resta esperar el día definitivo. Ese que dirá si Colombia sigue en camino hacia el título o si debe despedirse del torneo más añejo del mundo a nivel de selecciones.

Y es cierto que los dirigidos por Pékerman no han desplegado su mejor fútbol, pero también es verdad que la ‘Tricolor’ se crece frente a rivales importantes. Que lo diga Dunga y sus dirigidos, quienes recibieron una sorpresiva derrota por 1-0 en la fase de grupos, cuando eran los favoritos para quedarse con los tres puntos.

¿Se repetirá la historia? A las 8 de la noche del próximo viernes lo sabremos.

CAMILO RINCÓN THERMIOTIS
@Thermiotis