23:00 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Los médicos consideran "un milagro" que Bianchi siga con vida

EFE  |  09 de octubre de 2014 (17:49 h.)
Bianchi

Creen imposible predecir lo que sucederá con él, pero las múltiples secuelas no lo dejarían volver a competir.

El daño axonal difuso, lesión que sufre Jules Bianchi, piloto del equipo Marussia de Fórmula Uno, es tan grave como la sufrida por Michael Schumacher hace meses. "Es un milagro" que permanezca con vida después del accidente sufrido en Japón, aseguró a EFE el doctor Francisco Gilo, secretario del Grupo de Neurología Crítica de la Sociedad Española de Neurología.

El neurólogo graficó: "El cerebro está formado por neuronas, que se componen básicamente de dos partes: el cuerpo y diversas prolongaciones para establecer conexiones con el resto de neuronas". "La persona que sufre un golpe grave en la cabeza, en el momento del impacto, someterá al cerebro a una intensa aceleración, desaceleración y rotación que lo forzará a chocar contra estructuras rígidas situadas dentro del propio cráneo", explicó.

Al mismo tiempo, el desenvolvimiento del daño axonal difuso ocasiona un "mal funcionamiento del cerebro" y puede provocar desde "casos en los que se genere un estado de coma, como es el de Bianchi, hasta un leve aturdimiento en traumatismos leves".

Gilo descartó que pueda volver a subirse a un monoplaza y explicó que sólo el 10% de los pacientes con esta lesión "puede recuperarse a lo largo del primer año", aunque también puede generar trastornos de movilidad, de sensibilidad y/o de lenguaje, pérdida de memoria e incluso la muerte.

El doctor Manuel Muríe, otro de los especialistas consultados por EFE, cree que es "imposible" saber si Bianchi volverá a competir. "Puedes hacer vida normal con el 70% de tus capacidades cerebrales, pero para el deporte necesitas el cien por cien", explicó.

Muríe aseguró que la única estrategia posible para volver a la competencia es una evolución notable y la ayuda de médicos neurólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas, logopedas, neuropsicólogos o psiquiatras que permitan una recuperación "intensiva", "temprana" y "multidisciplinar".