10:24 h. viernes, 22 de octubre de 2021

El Madrid no aprende y cae ante la Juventus

SPORTYOU  |  05 de mayo de 2015 (18:56 h.)
Real Madrid vs Juventus (Reuters)

El Real Madrid volvió a tropezar ante el Juventus. Sexta derrota en ocho visitas a este equipo italiano y 53 años sin ganar, por solo un empate. Lo mejor para los blancos fue el resultado de dos tantos a uno, por lo que se ve obligado a remontar en el Bernabéu la próxima semana si quiere estar en la final de Berlón. El flojo partido de los blancos contrasta con el trabajo inteligente de los italianos, que incluso pudieron llevarse un mejor resultado.

En los partidos de Champions se igualan las fuerzas hasta el punto de convertirlos en un callejón estrecho con mucho tráfico. Hay tanta vigilancia que los fallos se pagan muy caros. Eso fue lo que le pasó al Real Madrid en los primeros veinte minutos. Se olvidó de presionar y cayó en el desajuste entre los centrocampistas y por ahí encontró una autopista Tévez para poner en apuros a Casillas. A la tercera, el argentino se vio con una pelota dentro del área sin ningún tipo de vigilancia, armó la pierna y fabricó un disparo cruzado. Casillas hizo una parada meritoria pero el rechace le cayó a Morata a un metro de la portería. Gol. La venganza del ex madridista se consumó, pese a que no celebró el tanto con los suyos.

Un castigo merecido porque la Juventus entró al campo mucho más enchufada mientras el Madrid buscaba su sitio. Jugaban a un ritmo distinto y solo un tiro de Kroos desde la frontal inquietó a Buffon. Extraño guión para un equipo que pretende aspirar a revalidar el título. La sorpresa de la Juventus duró casi media hora, en ese tramo del partido el Madrid había adelantado las líneas y dominaba el juego. Fruto de ese control llegó la conexión James-Cristiano para empatar.

El partido sufrió una mutación y el Madrid comenzó a mandar con mayor autoridad. Tanta que pudo dar la vuelta al marcador en la mejor jugada de ataque que James estrelló contra el larguero. Una jugada que pudo ser decisiva justo antes del decanso.

El receso no le sentó bien al campeón. Volvió a campo otra vez con las pulsaciones por los suelos y en ese escenario creció la Juventus. Lo hizo gracias a un regalo. Un saque de esquina a favor del Madrid acabó en una contra local dos contra dos. Morata y Tevez contra Marcelo y Carvajal, que acabó con penalti del lateral diestro sobre El Apache. El propio Tévez marcó y puso por delante a su equipo. El tanto desdibujó al Madrid, que no supo sobreponerse a una mala segunda parte.

Para mirarse el trabajo de la defensa, nerviosa en todo momento de lateral a lateral y la escasa aportación de Gareth Bale. A todo ello no se entiende, de nuevo, el cambio político de Chicharito por Isco y la consiguiente pérdida de juego y de control sobre el partido.