11:26 h. viernes, 22 de octubre de 2021

Zuckerberg habla en mandarín para sumar chinos a Facebook

Infobae América  |  23 de octubre de 2014 (12:18 h.)
Zuckerberg

El cofundador de la red social sorprendió durante un conferencia en Pekín. Les dijo que quiere "estudiar la cultura" del país.

Zuckerberg afirmó que estaba aprendiendo chino y habló en mandarín durante un encuentro que mantuvo el miércoles con estudiantes en un anfiteatro de la universidad Tsinghua, de Pekín. "Hola a todos", dijo al empezar a hablar, sorprendiendo al público, que lo aplaudió.

"Quiero estudiar la cultura china. Estudiar el idioma me ayuda a estudiar la cultura, y por lo tanto estoy tratando de aprender el idioma. Además, es un reto que me gusta", dijo el empresario tecnológico, quien no siempre logró pronunciar con total corrección lo que decía en mandarín.

Zuckerberg contestó preguntas sencillas que le hizo un presentador durante una media hora sobre, por ejemplo, su color preferido ("el azul").Sin embargo, también habló de temas más complejos, como por ejemplo su visión sobre los fundadores de empresas: "Lo principal es no bajar los brazos" y "creer en la misión" que se quiere llevar a cabo, afirmó.

"Las mejores empresas no las fundó alguien que quería crear una empresa, sino alguien quequería cambiar el mundo", agregó.

Un sofisticado sistema de censura bloquea en China cualquier acceso a las páginas de Internet consideradas "sensibles", y también a las redes sociales Facebook y Twitter o la plataforma de videos YouTube.

Se trata de un sistema muy perfeccionado, apodado el "Great Firewall", un juego de palabras en inglés que mezcla los términos "Gran muralla" (Great Wall) y parafuegos ("firewall").

Este sistema está destinado a filtrar toda la información considerada "sensible" o "políticamente perjudicial" por las autoridades chinas.

Frente a esta censura, Google decidió retirarse parcialmente de China popular en 2010 y llevó sus servidores a Hong Kong.

No obstante, a principios de septiembre un ciudadano chino demandó ante la Justicia a un operador de telecomunicaciones debido al bloqueo del megabuscador estadounidense.

Pekín está cada vez más preocupado por la capacidad de Internet para influir en la opinión pública, y el Gobierno está cada vez más incómodo con el incremento de los microblogs.

Así, China también ha prohibido a los usuarios de plataformas de mensajería móvil, comoWeChat, brindar públicamente "informaciones políticas" sin autorización.

Numerosos usuarios de Internet (el gigante asiático cuenta con más de 600 millones de ellos) suelen utilizar aplicaciones de mensajería para eludir el control gubernamental sobre la red informática.