21:47 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Alarma por atropellos a mujeres afro y comunidad LGBTI en Colombia

El Tiempo  |  10 de octubre de 2014 (17:03 h.)
LGBTI

Visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al país para evaluar la situación reveló numerosas falencias.

En una visita de 5 días a Colombia, la Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Tracy Robinson, en su calidad de relatora sobre los derechos de las mujeres y de la población LGBTI, corroboró la situación que se vive en el país al respecto.

En relación con los derechos de las mujeres, la delegación de la CIDH viajó a las ciudades de Cali, Bogotá y Cartagena, donde se reunió con más de 50 mujeres y organizaciones, y encontró cómo el conflicto armado impacta particularmente a las mujeres afrodescendientes.

“Estas mujeres todavía se ven afectadas por la discriminación y el racismo persistentes, suelen vivir en extrema pobreza y enfrentan barreras diariamente en el ejercicio de sus derechos a la educación, la salud y el empleo, entre otros”, además del elevado porcentaje que representan entre la población desplazada, dice el informe de la CIDH.

Robinson escuchó los relatos de actos de violencia física, psicológica y sexual perpetrados contra ellas en medio del conflicto armado por diferentes actores, y alertó que dichos atropellos son aún mayores contra las lideresas y defensoras de derechos humanos, agregando que la mayoría de estos actos quedan en la impunidad.

Pese que a la existencia de un marco jurídico y de política pública para abordar estos problemas de violencia y discriminación, el organismo señaló que “existe una gran distancia entre este marco y su aplicación en el ámbito del acceso a información (para las víctimas) sobre cómo el sistema judicial está procesando los casos”.

El panorama es más preocupante si se mira a mujeres con discapacidades, VIH y que viven en zonas rurales, según la relatora.

Comunidad LGBTI

Con respecto a la situación de los derechos de las personas de la población LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex), la delegación informó que se reunió con más de 60 personas además de defensores y activistas de distintos departamentos y halló “información preocupante sobre el desplazamiento forzado” que los afecta.

El fenómeno se presenta en mayor medida, según la CIDH, particularmente en zonas con presencia de grupos armados.

Según relatos, los actos perpetrados por paramilitares y grupos armados ilegales son dirigidos específicamente a personas LGBT debido a su orientación sexual y a su identidad y expresiones de género.

“Causan especial preocupación a la Relatora las denuncias de amenazas contra personas LGBT, defensores y activistas efectuadas por estos grupos armados por medio de mensajes de texto y panfletos, entre otros. En conexión con ello, la Relatora está preocupada por las denuncias de que los mecanismos internos de protección no son eficaces para salvaguardar la vida y la integridad personal de líderes y lideresas comunitarias y activistas LGBT”, señaló el organismo.

Además, la Relatora manifiesta su preocupación por la falta de una política pública integral con respecto a los derechos de las personas LGBTI, así como la ausencia de una ley de identidad de género.

Asimismo, “se informó a la delegación sobre la inclusión de la homosexualidad en los manuales escolares como motivo de expulsión y la supuesta falta de reglamentación estatal en este sentido. Aunque la Corte Constitucional de Colombia ha avanzado mucho en el reconocimiento de los derechos humanos de todas las personas sin distinción le preocupa a la Relatora la información recibida sobre la falta de una implementación efectiva de estas decisiones”, dice.

En su visita, la delegación fue testigo del relato de una joven afrodescendiente quien, después de decirle a su padre que era lesbiana a los 11 años de edad, fue violada durante 14 años por los amigos de su padre, a raíz de lo cual tuvo cinco hijos. “Cuando logró escapar, fue violada varias veces por grupos armados ilegales, con frecuencia frente a sus parejas, para castigarla por su orientación sexual. En consecuencia, fue desplazada internamente varias veces”, señala el informe al referirse al escalofriante relato.

La visita de Tracy Robinson se dio del 29 de septiembre al 3 de octubre y la información recopilada servirá para elaborar un informe regional que está preparando la Relatoría sobre los derechos de las mujeres y de las personas LGBTI.

La CIDH llamó al Gobierno a velar por los derechos de estas poblaciones y subrayó “la necesidad de actuar con la debida diligencia para abordar todas las formas de violencia, incluidas las perpetradas por agentes estatales y no estatales, y de ofrecer reparación a las víctimas con una perspectiva de género”.