22:27 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Cameron se disculpará con Isabel II por su imprudente comentario

Infobae América  |  25 de septiembre de 2014 (01:20 h.)
David Cameron

Comentario del primer ministro: "la reina ronroneó cuando se le comunicó que el "No" se había impuesto en Escocia".

Sin saber que las cámaras de televisión le estaban grabando, el primer ministro británico David Cameron le hizo un comentario el martes al ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg sobre el alivio que sintió cuando supo el resultado de la consulta y también su conversación con la reina.

"La definición de alivio, cuando eres el primer ministro del Reino Unido, es llamar a su Majestad la reina y decirle 'Su Majestad, todo está bien'", le explicaba Cameron a Bloomberg.
La reina "ronroneaba al otro lado de la línea, nunca había oído a nadie tan feliz", añadió Cameron, según la cadena BBC.

Ante la polémica que su comentario generó, ya que los políticos no pueden comentar sobre las conversaciones que mantienen en privado con Isabel II, un vocero de la residencia oficial de Downing Street aclaró que Cameron pedirá disculpas.

LOS POLÍTICOS NO PUEDEN COMENTAR SOBRE LAS CONVERSACIONES QUE MANTIENEN EN PRIVADO CON ISABEL II

El jefe del Gobierno se ha puesto en contacto con el palacio de Buckingham y pedirá disculpas personalmenteen la próxima audiencia que tenga con Isabel II, precisó.

Además, Cameron le dijo a Bloomberg que las encuestas, que días antes del plebiscito vaticinaban una mínima ventaja del "no" a la independencia, "nunca debieron ser tan ajustadas".

"He dicho que quiero encontrar a esas compañías de sondeos y denunciarlas por las úlceras de estómago que he sufrido a raíz de lo que me han hecho pasar. Estaba muy nervioso", admitió Cameron sobre el plebiscito celebrado el pasado día 18.

Si bien dos semanas antes de la votación una encuesta elaborada para el Sunday Times pronosticaba una victoria del "sí", finalmente un 55% de los electores votó a favor de la unión, mientras que el 45 % lo hizo por la independencia.

La reina Isabel II, que pocos días antes del plebiscito subrayó su papel "imparcial" en el proceso, afirmó tras conocerse el resultado que Escocia debe mantenerse unida en un "espíritu de apoyo y respeto mutuo".