07:43 h. martes, 19 de octubre de 2021

Egipto investiga un video porno grabado en las pirámides

Reuters  |  07 de marzo de 2015 (13:26 h.)
Imagen porno Piramides de Giza

El gobierno busca a turistas rusoparlantes que filmaron 10 minutos de sexo y desnudez en la necrópolis de Giza.

Egipto quiere saber cómo se las arreglaron unos turistas extranjeros para grabar un video pornográfico cerca de las pirámides de Giza, necrópolis ubicada a unos 20 kilómetros de El Cairo.
"Hay una grabación ilegal de escenas pornográficas en la zona de las pirámides realizada por una turista", dijo el ministro de Antigüedades, Mamdouh al-Damaty, en un comunicado, asegurando que trasladó el asunto a la fiscalía pública.

El video, de 10 minutos, fue publicado el año pasado en internet, informó el diario local Al Masry Al Youm, el de mayor circulación de Egipto. En un primer momento, el gobierno negó su autenticidad, pero las imágenes volvieron a la escena pùblica esta semana, cuando el mismo rotativo publicó una historia sobre la grabación con imágenes en que aparecen emborronados los pechos de una mujer.

El periódico, de propiedad privada, dijo que el video muestra actos de desnudez y sexualesprotagonizados por turistas rusoparlantes cerca de las pirámides de Giza, de 4.500 años de antigüedad, y la Esfinge.

En las escenas, una mujer llamada Aurita (de nacionalidad rusa, según las primeras investigaciones), muestra sus pechos y mantiene relaciones sexuales con el cámara, al tiempo que manifiesta quejas acerca del lugar.

"¿Qué hay que ver allí? Realmente esto apesta. Incluso nuestros centros vacacionales son mejores", dice Aurita a la cámara mientras recorre el complejo junto a un compañero con el que practica sexo oral a unos metros de las pirámides.

El Ejecutivo admitió que algunas de las escenas se rodaron en zonas restringidas para el público, y están investigando cómo se pudieron romper las medidas de seguridad. Se sospecha que algunos de los vigilantes pudieron ser sobornados para que permitieran el rodaje de las escenas.

La grabación generó una dura reacción adversa en este conservador país musulmán. El turismo es una destacada fuente de ingresos para Egipto, pero cuatro años de inestabilidad política desde el levantamiento de la Primavera Árabe que derrocó a Hosni Mubarak han ahuyentado a la mayoría de los turistas extranjeros.

El Gobierno asegura que pasarán al menos dos años más antes de que el turismo vuelva a sus niveles anteriores a 2011.