22:13 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Histórico: Rosetta inicia su aterrizaje sobre el cometa 67P

Infobae América  |  12 de noviembre de 2014 (01:04 h.)
Modulo Rosetta

La sonda ya ha lanzado el módulo Philae. Si todo sale bien, será la primera vez que el hombre ponga su mano sobre un cometa.

La Agencia Espacial Europea dijo que la sonda no tripulada Rosetta había lanzado con éxito un módulo a la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El módulo de aterrizaje de 100 kilos de peso tardará siete horas en alcanzar la superficie helada del cometa.

Si tiene éxito, será la primera vez en la historia que una aeronave aterrice en cometa.

Los controladores de la misión aplaudieron y se abrazaron el miércoles cuando se confirmó la separación del módulo de aterrizaje Philae.

¿Cómo se realiza el descenso de una nave espacial en un cuerpo que pasa a 66.000 kilómetros por hora?

Es un problema con el que vienen luchando los científicos desde hace una década y ahora se aprestan a realizar una de las aventuras espaciales más audaces de la historia: el descenso de una sonda científica sobre la bola de hielo y polvo conocida como 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Sabrán si el plan funciona el miércoles, cuando el control de misión en Darmstadt, Alemania, dará la orden a la sonda Rosetta para que lance su robot sobre el cometa.

El evento es la culminación de la travesía de Rosetta, iniciada hace una década, para estudiar esos cuerpos celestes helados que siempre han fascinado a la humanidad. Los científicos esperan que los datos recolectados por Rosetta y su sonda Philae les permitan conocer mejor los orígenes de los cometas y otros cuerpos celestes.

La agencia anunció el martes que los sistemas a bordo de Philae no se habían encendido correctamente. Ante el peligro de una calamidad cósmica, los científicos intentaron apagarlos y reencenderlos.

"La sonda se encendió con éxito y los preparativos continúan de acuerdo con los planes", dijo la agencia en su página de internet.

El traspié es un ejemplo de lo que puede andar mal en la misión de 1.300 millones de euros (1.620 millones de dólares), concebida hace más de dos décadas.

Lanzada en 2004, la nave Rosetta tuvo que dar tres vueltas a la Tierra y una a Marte para adquirir impulso suficiente para perseguir al cometa. Después de una travesía de 6.400 millones de kilómetros, se acercó al 67P en agosto.

Ahora Rosetta y el cometa vuelan a la par a 66.000 kph entre las órbitas de Marte y Júpiter, a 500 millones de kilómetros de la Tierra. A esa distancia, la Agencia Espacial Europea tiene que utilizar las antenas de la Red Espacial Profunda de la NASA para comunicarse con su nave.

El miércoles, Rosetta ejecutará una serie de maniobras complejas para alcanzar el punto óptimo. Alrededor de las 08:35 GMT la sonda se separará de la nave madre.

Si algo funciona mal, los científicos sólo podrán mirar. Puesto que una orden tarda más de 28 minutos en llegar a Rosetta, la sonda está programada para descender de manera autónoma.

Una vez que la sonda de 100 kilos termine el descenso, lanzará dos arpones para anclarse sobre la superficie.

Los especialistas comparan el proceso con sobrevolar una ciudad en globo y tratar de alcanzar un punto determinado.