12:01 h. viernes, 22 de octubre de 2021

Para Merkel, la caída del muro fue un golpe épico a la tiranía

Infobae América  |  10 de noviembre de 2014 (00:27 h.)
BER819. Berlin (Germany), 09/11/2014.- German Chancellor Angela Merkel stands in front of a historic black and white photograph depicting the opening of the inner-city border at Bernauer Strasse in 1989 during the central commemorative event at the Berlin Wall Memorial Bernauer Strasse marking the 25th anniversary of the fall of the Berlin Wall, in Berlin, 09 November 2014. Germany marked the 25th anniversary of the fall of the Berlin Wall on 09 November with a series of commemorative and cultural events. One of them will be the release of about 8,000 illuminated helium balloons, arranged along 15-kilometres that traced the path of the former Cold War barrier through the centre of nation's capital, into the night sky over Berlin. (Alemania) EFE/EPA/SOEREN STACHE

La canciller alemana acudió a las celebraciones por el 25° aniversario de la caída del Muro de Berlín.

A 25 años de la caída del Muro de Berlín, el mundo se une en celebración para conmemorar la destrucción de una de las mayores manifestaciones de la Guerra Fría entre el Oeste y el Este. Frente a una gigantesca multitud, la canciller alemana Angela Merkel pronunció un discurso la mañana del domingo en el que afirmó que la apertura del Muro constituye un gran triunfo de la humanidad.

"La caída del Muro de Berlín nos demostró que los sueños se pueden hacer realidad –y que nada debe permanecer tal y como está, sin importar lo grandes que parezcan los obstáculos. Nos demostró que tenemos el poder de construir nuestro destino y hacer que las cosas sean mejores", dijo la mandataria de 60 años.

"LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN NOS DEMOSTRÓ QUE LOS SUEÑOS SE PUEDEN HACER REALIDAD"

Merkel, quien durante su juventud vivió bajo el régimen comunista en el este de Alemania, destacó que este hecho histórico puede servir de inspiración para países donde "los derechos humanos son amenazados o pisoteados", como Ucrania, donde hay un conflicto con Rusia, e Irak y Siria, donde el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asesinado a miles de personas.

Además de rememorar el evento que en 1989 unificó a Alemania, Merkel recordó que el 9 de noviembre también ocurrió la "Noche de los Cristales Rotos", en la que miembros del partido nazi llevaron a cabo un pogromo contra judíos a lo largo del país. "Fue un día de vergüenza y deshonra. Así que en este aniversario número 25 de la caída del Muro, siento no solo la alegría del 9 de noviembre de 1989, sino también la responsabilidad de de la historia alemana", dijo.

Las festividades atrajeron a más de cien mil personas y turistas, muchas de las cuales recorrieron un camino de 15 kilómetros en el que el Muro se alzó y donde se colocaron siete mil globos iluminados como símbolo de esperanza. En una de las estructuras que aún permanecen erectas, la canciller colocó una rosa para conmemorar a las 138 personas que fueron asesinadas mientras trataban de escapar de la región comunista.

"Los alemanes jamás olvidaremos que los movimientos de libertad y democracia en Europa central y oriental allanaron el camino para el momento más feliz de nuestra historia reciente", dijo.