11:22 h. viernes, 22 de octubre de 2021

Nueva muerte de un joven negro a manos de la Policía desata protestas en EEUU

AFP  |  07 de marzo de 2015 (13:05 h.)
Protestas

Otra vez el país se ve conmocionado por la muerte de un adolescente desarmado de 19 años. El presidente Barack Obama dijo hoy en Selma que "no es cierto que el racismo ha desaparecido".

Un policía de Wisconsin disparó y mató el viernes a un adolescente afroamericano aparentemente desarmado, identificado como Anthony "Tony" Robinson, lo que llevó a cientas de personas a manifestarse en el lugar de los hechos, según la policía y videos publicados en redes sociales.

Mike Koval, jefe de la policía de la ciudad de Madison, dijo a periodistas que un agente acudió a una llamada por un tumulto alrededor de las 18:30, hora local, y más tarde se abrió paso hasta el departamento en el que se encontraba el joven, de 19 años, que era sospechoso por una agresión reciente.

Koval dijo que se produjo un forcejeo entre el sospechoso y el agente y el adolescente resultó herido mortalmente de bala, según declaraciones recogidas de la grabación de la rueda de prensa publicada por la emisora WKOW.

"Una vez dentro, el sujeto involucrado en el incidente -el mismo que supuestamente había tenido una pelea callejera en la que habría abatido a otra persona-, atacó a mi oficial, y en el fragor del combate el agente sacó su arma y disparó contra el sujeto", dijo Koval.

Además dijo que tras un primer rastrillaje en la escena no se encontraron armas de ningún tipo.

El tiroteo se produce en un momento de gran preocupación por la violencia policial contra las minorías en todo el país. Recientemente ha habido protestas en Los Ángeles y el estado de Washington por homicidios policiales de hombres desarmados de grupos minoritarios.

La ola de tensiones comenzó en el año 2012, con el paradigmático caso ocurrido en Ferguson.En esa oportunidad, un ex policía disparó contra Trayvon Martin, de 17 años, quien estaba desarmado volviendo a su casa. Recientemente, fue dada a conocer la sentencia que establece que el asesino ha quedado libre de todo cargo.

El caso desató una serie de masivas manifestaciones y llevó al presidente Barack Obama ha identificarse con Martin durante una conferencia de prensa y a manifestar, más recientemente, que creía que el racismo revelado no era "un caso aislado".

Barack Obama celebró el sábado en Selma, Alabama, el coraje de aquellos que, hace 50 años, lucharon para conseguir el derecho al voto para todos, subrayando que la marcha contra el racismo "no ha concluido".

"ES UN ERROR COMÚN SUGERIR QUE EL RACISMO HA DESAPARECIDO, QUE EL TRABAJO REALIZADO POR LOS HOMBRES Y MUJERES DE SELMA SE HA TERMINADO. ESTO NO ES CIERTO"

"Es un error común sugerir que el racismo ha desaparecido, que el trabajo realizado por los hombres y mujeres de Selma se ha terminado. (...) Esto no es cierto", dijo el mandatario durante un discurso en este pequeño pueblo de Alabama, que se ha convertido en un emblema de la lucha por los derechos civiles.

Después del incidente del viernes, videos publicados en los medios sociales mostraban a los manifestantes en la escena del tiroteo coreando consignas como "¿En quién vas a confiar? No en la policía", delante de un grupo de agentes.

El periódico Wisconsin State Journal informó que los amigos del adolescentese reunieron en el lugar y dijeron que era un persona feliz. "Todavía no puedo asimilarlo", dijo al diario Jack Spaulding, de 17 años.

Koval no identificó al policía responsable por los hechos durante la conferencia.