13:20 h. Domingo, 22 de Enero de 2017

El Universo

Petra László, la camarógrafa de la vergüenza: "No soy una racista sin corazón"

Infobae América  |  11 de Septiembre de 2015 (06:03 h.)
Más acciones:

En una carta publicada en el diario Magyar Nemzet, la ex empleada de N1TV, que pateó a refugiados cuando rompieron un cordón policial, dijo que entró en "estado de shock" y negó las acusaciones de racismo.

"La cámara estaba grabando, cientos de migrantes rompieron el cordón policial, unos de ellos se abalanzaron hacia a mí y yo estaba asustada", comenzó el escrito de la camarógrafa que fue mundialmente repudiada luego de que Stephan Richter, un periodista del canal de televisión alemán RTL, publicara las imágenes en Twitter en las que se la ve pateando a varios refugiados sirios que cruzaron la separación policial en Röszke, en la frontera húngaro-serbia.

"Entonces, algo se rompió dentro de mí ... yo sólo pensaba que estaba siendo atacada y tenía que protegerme. Es difícil tomar buenas decisiones cuando la gente está en estado de pánico", narró Petra László, quien podría ser condenada hasta a 7 años de prisión por la denuncia por violencia agravada que pesa sobre ella.

Aunque aseguró que estaba dispuesta a asumir la responsabilidad de sus acciones, la ahora ex empleada del canal de televisión nacionalista N1TV de Hungría se excusó: "Yo no soy una desalmada, racista, camarógrafa pateadora de niños. Yo no merezco una caza de brujas política contra mí, ni las manchas o las amenazas de muerte".

"Sólo soy una madre desempleada de los niños pequeños que tomé una mala decisión. Lo siento de verdad", se lamentó László.

Tras los incidentes, el canal informó que su comportamiento era "inaceptable" y su trabajo se había terminado "con efecto inmediato".

Además, este jueves, fiscales húngaros confirmaron que un caso penal por violación de la paz se había abierto en su contra. Sandor Toro, el fiscal jefe adjunto del condado de Csongrád, dijo: "En el curso de la investigación, las autoridades examinarán también si los crímenes son más graves".