08:02 h. martes, 19 de octubre de 2021

¿Qué pasará con Pacific en Colombia?

El Tiempo  |  07 de mayo de 2015 (03:02 h.)
Pacific Rubiales AFP

Hay incógnitas tras oferta de compra. Analistas ven que acciones de la firma se dejarían de transar.

Aunque la petrolera Pacific Rubiales señaló que no hay certeza de que se concrete la oferta que hizo el grupo mexicano Alfa y la firma Harbour Energy, de comprar la totalidad de las acciones que no están en poder del primero, los analistas bursátiles ya comenzaron a hacer sus cábalas de cuál será el siguiente paso para la compañía.

Mientras las partes involucradas en la millonaria operación (podría bordear los 6.600 millones de dólares incluyendo la deuda) están en la definición de los detalles técnicos y legales para dar un sí definitivo, varias comisionistas ven que la compañía está en un momento histórico, no solo para su acción, sino porque sus focos podrían cambiar más temprano que tarde.

Según el equipo de investigaciones económicas de la comisionista Valores Bancolombia, este podría ser el último capítulo de una muy larga saga que involucra a Alfa, durante la cual el valor de su inversión se ha desplomado.

Más allá del precio del negocio, para esta firma la pregunta clave que hay que responder es si la motivación de los inversionistas en la petrolera es por las oportunidades en México, cuál será el futuro de la gerencia ejecutiva de la compañía y qué pasa en el país si esta plana mayor debe retirarse.

Valores Bancolombia cree que no parece factible que los compradores paguen unos 6.000 millones de dólares canadienses por una empresa y permitan que la gente que la maneja se vaya.

Además, este miércoles surgió un evento no previsto en la negociación. Según la agencia Bloomberg, un grupo de inversionistas venezolanos que posee más del 10,29 por ciento (comprado recientemente) se opone a la oferta, según indicó Orlando Alvarado, quien representa al fondo de inversión O’Hara Administration Co.

De los 316 millones de acciones en circulación de Pacific Rubiales, este fondo tiene más de millones de acciones.
Otra de las dudas que en el momento no pueden ser resueltas es cuál será el futuro de Pacific Rubiales cuando se dé la transacción, en el sentido de si sus nuevos dueños considerarán la venta y/o devolución de áreas que tienen asignadas, sobre todo teniendo en cuenta que a partir de julio del próximo año se termina el contrato de operación del campo Rubiales.

El mercado

Entre tanto, asumiendo que la venta del paquete del 81,05 por ciento quede en manos de Alfa y Harbour Energy, la comisionista Credicorp Capital señala que una vez se materialice el negocio, las acciones de la petrolera dejarán de cotizarse en Colombia (se deslistan), lo que generaría una recomposición en el índice de referencia Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Esto daría paso a una redistribución inmediata de la participación de las demás acciones en el índice y posteriormente ingresarían al grupo de las 20 acciones que lo componen los títulos de ETB, con una participación del 0,2 por ciento, y las acciones de Grupo Aval tomarían una cuota del 0,9 por ciento, en tanto que el título preferencial de este grupo bajaría su cuota en 0,3 por ciento, quedando con una participación del 4,7 por ciento.

En cuanto a los intereses de los accionistas minoritarios, en una comunicación a la Superintendencia Financiera, Pacific Rubiales señaló que en el prospecto de información para el registro de los títulos están las medidas de protección, fijadas en el punto correspondiente a las limitaciones al cambio de control de la compañía y las restricciones a la negociación de acciones.

Allí se señala que las normas en la provincia de Columbia Británica (Canadá) señalan que algunos en la composición accionaria deben ser tomados por una resolución especial, que implica que debe haber un voto afirmativo de al menos dos terceras partes de los accionistas.

Otro mecanismo es que cuando un accionista quiera tener una participación superior al 20 por ciento en una empresa deberán hacer una oferta pública de adquisición (OPA) de los títulos, como esquema para garantizar los derechos de los demás socios.

Acciones al alza

Entre tanto, como era de esperarse, las acciones de Pacific tuvieron ayer un fuerte repunte, tanto en el mercado de Toronto (Canadá) como en el de Colombia. En el primero el título tuvo un aumento del 12 por ciento, al cerrar en 6,16 dólares canadienses, cifra que aún está por debajo del monto de la oferta hecha por Alfa y Harbour Energy, de 6,5 dólares canadienses por acción.

Entre tanto, en la BVC la acción, que no tuvo un movimiento tan fuerte en la jornada del martes, este jueves repuntó un 25,2 por ciento, al cerrar en 12.000 pesos y al ser el título más transado en la jornada, con un volumen de 50.604 millones de pesos.

Harbour sorprendió

El nombre del socio de la mexicana Alfa para ofertar por Pacific Rubiales no estaba en las cuentas de nadie.
Fuentes del sector petrolero señalaron que mientras la mexicana ya es medianamente conocida desde que entró como accionista, Harbour Energy no tiene tanto renombre, al punto que Valores Bancolombia señala que nunca antes fue mencionada en relación con la acción.

Esta firma es una unidad de negocios de Global Energy Partners (EIG), un fondo de capital institucional estadounidense para el sector energético, en asocio con Noble Group, firma con sede en Hong Kong (China), que se dedica a la inversión para toma de control o cerca del control accionario en firmas de exploración y producción de hidrocarburos, entre otros.

EIG gestiona activos por unos 21.000 millones de dólares.

Alfa, gigante que quiere crecer en petróleo

El Grupo Alfa SAB es el mayor productor independiente de componentes de aluminio de motor para la industria automotriz en el mundo y uno de los más importantes productores de poliéster y fibras.

Esta firma lidera el mercado mexicano de petroquímicos como polipropileno, poliestireno expandible y caprolactama.
También tiene negocios en el mercado de carnes frías en Norteamérica, y de quesos en México, y en servicios de tecnologías de información y comunicaciones para el segmento empresarial en este país.

Su experiencia en petróleo es más bien joven, pues solo desde el 2006 realiza actividades en la industria de hidrocarburos en Estados Unidos, a través de la petrolera Newpek.

El conglomerado firmó el año pasado un acuerdo de riesgo compartido con Pacific Rubiales, para buscar oportunidades de inversión y realizar proyectos en México.

Para los analistas es claro que si bien el precio del crudo no pasa por su mejor momento, la apuesta de Alfa apunta a rentabilizar una inversión, dado el potencial que se abrirá en campos de crudos pesados en ese país, con la apertura al sector privado.