23:15 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Los argumentos de la Corte para condenar a Hurtado y a Moreno

El Tiempo  |  28 de febrero de 2015 (01:56 h.)
Corte

Exdirectora del DAS y exsecretario presidencial sabían de las actividades de inteligencia ilegales.

“Se puso a disposición de intereses personales la estructura del DAS”. “María del Pilar Hurtado presionó a sus subalternos para el cumplimiento de actividades ilegales”. “Bernardo Moreno usurpó una competencia que no le correspondía”.

Esas son algunas de las frases contenidas en el fallo con el que laCorte Suprema de Justicia condenó este viernes a la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado y al exsecretario de Presidencia Bernardo Moreno, por el caso de las ‘chuzadas’ del DAS.

En la audiencia, que comenzó sobre las 6:30 p. m., casi 4 horas después de lo fijado, la Corte señaló que Hurtado y Moreno sabían de las actividades de inteligencia ilegales, que fueron avaladas “sin que hubiera un objeto legítimo”.

El fallo, en el que hubo unanimidad de la Sala Penal y que fue leído por Fernando Castro, los magistrados consideraron en que los exfuncionarios impartieron órdenes ilegales, cuyo cumplimiento significó actividades “arbitrarias, abusivas e injustas”.

Así se estableció al documentar los casos en los que hubo seguimientos, como en los realizados a magistrados de la Corte Suprema, entre ellos al entonces presidente César Julio Valencia Copete; a Piedad Córdoba, a Gustavo Petro (hoy alcalde Bogotá), al periodista Daniel Coronell, al abogado Ramiro Bejarano y a la excongresista Yidis Medina.

Frente al caso ‘Paseo’ (el viaje de togados a Neiva supuestamente financiado por el polémico empresario Ascenso Reyes), la Corte consideró que, si bien el DAS era competente para verificar una información de supuestos nexos de magistrados con la mafia, “nunca hubo una orden judicial”.

Agregó que si bien se demostró que no había esos nexos, Hurtado y Moreno decidieron filtrar a los medios de comunicación la información con el único objetivo de “afectar la imagen de la Corte Suprema”.

En cuando a Piedad Córdoba, la Sala Penal estableció que se le violó el derecho a la intimidad. “Bernardo Moreno recibió información de Piedad Córdoba en más de una ocasión, incluso antes de que María del Pilar Hurtado llegara al DAS”, señaló el magistrado Castro. Aclaró que en la investigación no se demostró que fuera él quien ordenó esa actividad.

En el caso del entonces senador Gustavo Petro, la Corte determinó que no hubo delito en la obtención de la información, porque eran datos biográficos que no tienen reserva. Pero cuestionó que “no se estableció cuál fue el motivo que llevó al DAS a investigar al político, distinto a que era un opositor del anterior gobierno”.

‘Blancos’ del DAS

Esa oposición al Gobierno fue también, de acuerdo con el alto tribunal, lo que motivó la inteligencia ilegal contra el periodista Daniel Coronell. Señaló que en una reunión en el Metropolitan Club, en el 2007, fue Moreno quien dio la instrucción de que se recaudara esa información y se estableciera quiénes eran sus fuentes en los artículos en los que se criticaba a la anterior administración.

El magistrado Castro, quien fue el ponente del fallo, señaló que, en el caso de Ramiro Bejarano y el hoy exmagistrado Valencia Copete, los datos que se recaudaron no tenían ningún soporte ni relación con los objetivos de la entidad. Tampoco se documentó una posible afectación a la seguridad nacional.

Frente a los dos, dijo, el DAS se dedicó a buscar información de bienes registrados a nombre de ellos en notarías.

Uno de los capítulos más contundentes en la sentencia tuvo que ver con lo demostrado por la Corte en los seguimientos a la excongresista Yidis Medina.

“La exparlamentaria se convirtió en blanco de inteligencia estatala partir de los graves señalamientos que hizo cuando contó cómo se había surtido en realidad el trámite de reelección presidencial, lo que tocó a funcionarios de alto nivel”, señaló la Corte.

Indicó que fue directamente Moreno el que ordenó al DAS obtener información de Medina, la cual solo buscaba afectarla y desprestigiarla. “No hay duda del ilegítimo pedido de la Presidencia y de que el procesado (Moreno) recibió los documentos (...) Él hizo la solicitud al DAS. De no haber sido así, no tendría por qué ser receptor de una información que no había pedido”, dijo el magistrado Castro al leer la sentencia.

La Corte Suprema señaló que, mientras se fija el monto de la pena, que será conocida el 5 de marzo próximo, María del Pilar Hurtado, quien el 30 de enero se entregó al CTI y a la Dijín en Panamá luego de que se expidiera en su contra una circular roja, seguirá detenida. Ella permanece en los calabozos del búnker de la Fiscalía.

En cuanto a Bernardo Moreno, continuará en libertad, porque, indicó la Corte, hasta ahora no ha afectado el proceso y tiene arraigo familiar.

Moreno ya estuvo privado de la libertad

Bernardo Moreno fue designado secretario general de la Presidencia en 2004 durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Por su responsabilidad en las ‘chuzadas’ ilegales, la Fiscalía le imputó cargos en mayo de 2011 ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá que en ese momento no ordenó su captura.

Dos meses después, las víctimas pidieron su detención, que fue avalada por otro magistrado de ese Tribunal que ordenó su reclusión en el Centro de Estudios Superiores de la Policía en el norte de Bogotá. En marzo de 2013 fue dejado en libertad.

La Procuraduría lo destituyó del cargo y lo inhabilitó por 18 años por los seguimientos ilegales realizados a periodistas, magistrados y opositores

Las claves de la sentencia

1. Plan ilegal

La gran conclusión de la Corte Suprema es que, en el gobierno de Álvaro Uribe, hubo un plan criminal ejecutado por el DAS para espiar y atacar, sin justificación legal, a sectores legítimos.

2. Orden superior

La sentencia señala que el plan se ejecutó para defender “intereses personales”, sin mencionar a nadie específicamente. Sin embargo, dice que el DAS cumplió siempre órdenes de la Casa de Nariño.

3. Más procesos

María del Pilar Hurtado y Bernardo Moreno son los funcionarios de más alto nivel condenados hasta ahora por el escándalo de las chuzadas. Pero hay indagaciones sobre las actuaciones del exsecretario jurídico Edmundo del Castillo, el exsecretario de Prensa César Mauricio Velásquez y el exasesor y hoy senador José Obdulio Gaviria.