Ecuador pierde dinero al producir petróleo

AP  |  27 de agosto de 2015 (06:11 h.)

El Presidente Rafael Correa aseguró que a la nación le cuesta 39 dólares extraer un barril de crudo por el que recibe sólo 30.

El Presidente Rafael Correa aseguró que a la nación le cuesta 39 dólares extraer un barril de crudo por el que recibe sólo 30. Las pérdidas podrían resultar en recortes presupuestarios o incrementos de los impuestos.

Los ecuatorianos lidian con volcán que les arroja ceniza, así como un incremento del costo de vida debido a que utilizan como su divisa el cada vez más fortalecido dólar estadounidense.

Ahora se les dice que cuesta más producir el petróleo, su principal producto de exportación y fuente vital de recursos para el gobierno, que lo que se obtiene por su venta.

El presidente Rafael Correa explicó el martes, durante una visita a áreas amenazadas por el volcán Cotopaxi, que a la nación, integrante de la OPEP, le cuesta 39 dólares producir un barril de crudo por el que recibe sólo 30 dólares.

Si los precios del petróleo se mantienen debajo de 40 dólares por barril, eso podría significar más recortes de presupuesto o incrementos de impuestos.

Ecuador produce 538.000 barriles diarios de crudo, y bajo las circunstancias actuales pierde hasta tres millones de dólares al día por ellos, aunque la compañía estatal petroleraPetroecuador dice que obtuvo utilidades en la primera mitad de 2015 porque el precio del petróleo promedió 47 dólares por barril.

El país además tiene contratos de precio fijo, siendo el más importante de ellos con Petrochina desde 2009 y con Tailandia este año, que representan aproximadamente 7.000 millones de dólares en ventas.

Las ventas de petróleo contribuyen con 13% del presupuesto nacional, o alrededor de 3.100 millones de dólares.

El desplome de los precios del petróleo este año ya ha motivado que Correa haya recortado el gasto en 2.200 millones de dólares, dijo la semana pasada el ministro de Finanzas Fausto Herrera.

El gobierno no ha especificado aún qué programas serán recortados; sin embargo, Correa señaló como ejemplo que algunas de las mejoras sustanciales en educación serán pospuestas.

Correa ha sido criticado por no apartar dinero para emergencias, sino haberlo gastado en obra pública y otros programas que han ayudado a que crezca la popularidad del economista de izquierda.

La crisis económica y la respuesta de Correa han ayudado a sus adversarios, quienes han estado organizando protestas callejeras contra él desde junio que en semanas recientes se han tornado violentas.

Más acciones: