06:37 h. martes, 19 de octubre de 2021

Gamer profesional: el arte de ganar hasta un millón de dólares

El Tiempo  |  14 de octubre de 2014 (18:18 h.)
Gamers

Radiografía del universo de los deportes electrónicos que gana fuerza en Latinoamérica. "League of Legends"

En este evento, no hubo jugadores de fútbol, mas se exclamaron términos como "crack" o "jugada de libro". No hubo artistas famosos en el escenario, mas se respiraron aires de concierto yCirco del Sol. No hubo boxeadores en un cuadrilátero, mas se especuló con "defensas", "ataques" y "campeones". No hubo atletas en una pista, mas se apeló a conceptos como "carril central" y "carril derecho".

En las afueras del Coliseo El Campín ofrecieron camisetas estampadas de los equipos y hasta desfiló un anciano revendiendo boletas a "precios de locura", según sus propias palabras. La fachada del recinto se encontraba engalanada por pendones alusivos a grandes guerreros. Y, sin embargo, no había auténticos guerreros.

Los gladiadores de esta contienda eran jóvenes provistos de audífonos de diadema y computadores. Son jugadores profesionales de League of Legends, uno de los videojuegos más populares del mundo.

El vetusto Coliseo El Campín, en Bogotá se estremeció con los desmanes histéricos del público aquel 4 de octubre. Las vigas de la estructura capitalina se sacudieron con los ecos de la pasión. En el centro de la tarima reposaba una copa de plata a la espera de un campeón. 

Dos comentaristas de sobrenombres excéntricos, Fahrenheit y Skyshock, alentaron los calores de la fanaticada ese día y sus ladridos frenéticos se entremezclaron con el tronar de los bastones inflables. La escena pareció sacada de Los juegos del hambre. Tres analistas con aires de diva intelectual comentaban las jugadas intercalando los ceños fruncidos, con una que otra mirada profunda y ocasionales cejas arqueadas.

La agrupación Survival, en compañía de Niki Taylor, hasta ofrecieron un concierto de apertura donde tocaron 'covers' de la banda sonora. Un lujo.

Los jugadores profesionales lucían como aquellos ajedrecistas cuyo corazón explota mientras su expresión se mantiene impávida; sus rostros se transfiguraban con sutileza, en silencio. Un sudor tenso se deslizaba por sus frentes contraídas. En tres pantallas gigantes se desplegaba una batalla campal y ellos solo teclean con frenesí mientras se mordían el labio inferior o zapatean con ansiedad.

Nos encontrábamos en la Copa Latinoamericana de League of Legends. Sí, Copa, como la Copa Libertadores de América o la Copa Postobón. Y es que el evento, al menos para sus organizadores, se merece esos apelativos porque es grande, es espectacular y es de profesionales.

La Copa Latinoamericana de League of Legends es la máxima expresión de una tendencia relativamente reciente. La consumación del sueño de miles de niños, adolescentes, adultos o hasta ancianos:  ganarse la vida poniendo a prueba sus habilidades con los videojuegos. Lo que antes era una quimera, ahora es una realidad gracias al fenómeno de los deportes electrónicos, definido por los especialistas como eSports.

Los eSports, en crecimiento

El videojuego paradigmático de los deportes electrónicos es League of Legends, un multijugador masivo de batalla lanzado en 2007 por la compañía Riot Games. En la actualidad ya cuenta con 67 millones de usuarios y decenas de equipos profesionales en todo el orbe.

Los deportes electrónicos ya cuentan con notable tradición en Europa y en Asia. Dos equipos de Corea del Sur (Samsung Galaxy White y Samsung Galaxy Blue, porque, en efecto, los patronicia la coreana Samsung) y dos equipos de China (OMG y Star Horn Royal Club) disputaron las semifinales del campeonato mundial de League of Legends el 11 y 12 de octubre. El próximo 19 de octubre se llevará a cabo la final entre Samsung White y Star Horn Royal Club. 

La final del año pasado se llevó a cabo en el estadio Staples Center de Los Ángeles. El campeón (el equipo coreano SK Telecom S1) se llevó ni más ni menos que un millón de dólares. Cuando se mira esa cifra, se entiende que este tema va en serio: usted se podría ganar la vida y hasta hacerse millonario con los videojuegos.

“En Latinoamérica, el fenómeno de los deportes electrónicos se encuentra en ciernes, pero Riot Games ya ha dispuesto un calendario de once meses de competición, orientado a los jugadores que deseen transformarse en profesionales”, explicó Leonardo Ibañez, director de eSports de Riot Games a Tecnósfera.

Durante el año, se llevan a cabo tres fases competitivas: una el 18 de abril en Santiago, Chile, otra el 19 de julio en Buenos Aires, Argentina, una más en Bogotá, Colombia, el 4 de octubre y una final, en Ciudad de México, el 22 de noviembre. Los equipos participan en cada encuentro para ganar puntos y coronarse como los mejores de la región.

Si bien Colombia no cuenta con una vasta tradición en el universo de los deportes electrónicos, Bogotá fue seleccionada como la sede de la tercera parada competitiva de la primera Copa Latinoamericana de League of Legends.  Para sorpresa de los propios organizadores, el recinto contó con un aforo de más de 7.000 asistentes, en su mayoría jóvenes llenos de brío y fervor, amantes de la cultura 'gamer'.

Quienes se encuentran ajenos a las dinámicas de estos eventos competitivos, podrán creer que carecen de gracia, que a ellos asisten ‘nerds’y que solo se exhibe a obesos inundados de acné y o a asiáticos sin vida, postrados frente a una computadora.

Nada más alejado de la realidad. La infraestructura del evento, la rigurosa logística y la calidad del espectáculo son equiparables a la parafernalia y fastuosidad presentes en una disputa deportiva futbolística, aderezada con unos toques de concierto de rock y una pizca de Circo del Sol.

Tres enormes pantallas mostraban las partidas. Eran narradas por dos famosos personajes del universo ‘gamer’: . Cada partida era analizada por tres expertos en League of Legends. Las discusiones gozaban de la jerga propia de la estrategia y técnica del mundo deportivo. A esto se sumaba un público enardecido por momentos, exultante al ver las mejores jugadas. El evento entregó una bolsa de premios de 40.000 dólares. 17.000 fueron para el equipo ganador y 9.000 para el subcampeón.

Se jugaron dos semifinales. En una de ellas participaron dos colombianos que forman parte del equipo Tesla Gaming: José Luis Peñaranda, de Palmira, Valle, y Carlos Taype, de Cali.Empezaron a jugar League of Legends hace dos años. Abordaron el título como un pasatiempo, pero desde hace un año lo tomaron como una actividad profesional. Entrenan entre ocho y diez horas diarias. “Es necesario para mantener el nivel. Es un juego complejo. Contamos con analistas y rutinas”, explica Peñaranda.

El grado de complejidad de los deportes electrónicos ha llegado a un punto tal que varias empresas tecnológicas han empezado a patrocinar a los mejores equipos. Son firmas relacionadas con el universo ‘gamer’: Nvidia (de tarjetas gráficas), Thermaltake (especializada en gabinetes, sistemas de refrigeración y overclocking) y Kingston (especialistas en componentes de alto rendimiento).

Juan Marrero, gerente de mercadeo de Kingston para Latinoamérica, le explicó a Tecnósfera en qué consiste su apoyo a los deportes electrónicos: “A los equipos que apoyamos los dotamos con componentes de nuestra casa. Queremos que las estrellas de League of Legends usen lo mejor”.

El equipo Furious Gaming, de Argentina, ha logrado incluso contar con unas instalaciones especializadas para entrenar. En este recinto, denominado ‘Gaming House’, los jugadores disponen de pizarras para desarrollar estrategias, pantallas para ver y analizar las partidas de los rivales y computadoras de última generación.

Otros títulos de carácter competitivo

League of Legends’ no es el único juego que reúne las características para ser considerado como deporte electrónico. Dentro de esta categoría también encontramos otros juegos de diversidad de géneros. En el área de estrategia encontramos a Dota 2 y a Starcraft. En shooters, Counter Strike y Call of Duty y en deportes, a Fifa y a Pro Evolution Soccer.

En el ámbito del automovilismo, se destacan varios simuladores: rFactor (PC), iRacing (PC), Grand Prix Legends (PC), Forza (Xbox), Gran Turismo (PlayStation), entre otros.

Las estrellas de League of Legends

Los ‘gamers’ profesionales tienen estatus de estrellas. Por ejemplo los integrantes del equipo Lyon Gaming, de México, que ganaron la Copa Latinoamericana de 2013 de ‘League of Legends’, tienen como figura a Ali Bracamontes, alias ‘Seeiya’. "Este jugador ya empieza a ser considerado como el 'Messi' o el 'James' de League of Legends en América Latina", contó Bruno Schirch , director regional de Riot Games. 

Otros equipos destacados del escenario latinoamericano son Tesla Gaming, Furious Gaming, Renegades of Hell, PEX e Isurus Gaming.

En el campeonato del mundo, se maneja una clasificación al mejor estilo de la ATP. El tope de la lista es liderado por Dade (Corea del Sur), Cool (China) y Mata (Corea del Sur). Pueden ver el ranking completo aquí:  http://na.lolesports.com/articles/top-20-players-worlds-2014

Las partidas de los mejores equipos son seguidas en linea hasta por 50.000 personas, vía Twitch o YouTube.

ÉDGAR MEDINA