06:53 h. Domingo, 25 de agosto de 2019
Ronal Flórez

Opiniones de
Ronal Flórez

Periodista

COLOMBIA QUIERE

No es sorpresa escuchar en los medios de comunicación y, especialmente, de la boca del presidente Santos y de sus plenipotenciarios, las marañas e infames acomodos que sortean para que las FARC transiten libremente por las calles como si no hubiese pasado nada.

Un grito que no es de libertad

Cuando escribía esta columna de opinión me preguntaba si en Colombia había independencia y más que una independencia: “una sincera libertad” Llegué a la penosa conclusión de que ninguna de las dos nos acompaña.

La semana pasada las FARC nos pasaron la cuenta de cobro a todos los colombianos: el inicio del desminado. Desminado que, Santos, los plenipotenciarios del gobierno y las FARC quisieron presentar con el reiterado penoso discurso de paz, una nueva Colombia y la promesa del fin de una amarga guerra.

Los que faltan

Al presidente Santos, se le olvidó que en las ominosas selvas de las FARC aún hay secuestrados, que aquellos valientes soldados se enfrentaron contra los terroristas para defendernos a todos los colombianos en medio de esta desoladora guerra.

¿Cómo creer?

Nos queda más que dicho que, en Colombia, mueren a diario los inocentes de una amarga guerra; un melancólico capítulo que por más de quincuagésimos largos años no hemos podido pasar, avanzar ni olvidar.

Otros autores