11:28 h. lunes, 28 de septiembre de 2020
Diego Cubillos Clavijo

La prensa, artillera de una libertad actualmente encarcelada

Diego Cubillos Clavijo | 06 de agosto de 2015

El periodismo en América latina ha sido y seguirá siendo censurado por grupos terroristas, partidos políticos y  narcotraficantes, como ocurrió en Colombia en los años 80 donde acontecieron grandes tragedias contra periódicos como El Espectador y cientos de periodistas fueron asesinados y amenazados. Además, fue una de las épocas más temidas no solo en Colombia sino en el mundo. 

Pablo escobar, Carlos castaño entre otros, fueron los implicados en estos hechos tan lamentables para el país y que lo dejaron posicionado como el peor país para ejercer esta profesión a nivel mundial.

El asesinato de Jaime Garzón fue el caso colombiano que más trascendencia, no solo en Colombia sino en el mundo, por las múltiples amenazas que tenía por ser un líder de opinión y de crítica política que ejerció en los años 90.

Cientos de periodistas que han tenido que salir del país por amenazas de muerte son algunos de los hechos que enmudecen y entristecen esta importante profesión. El 87% de los asesinatos no han sido castigados y  van más de 150 comunicadores muertos, cifras que muestran esta barbarie; que enluto no solo a sus familias sino a las demás personas, amigos y medios de comunicación que temen por su vida y la de sus colaboradores.

En la actualidad México ha sido comparado con la Colombia de los 80, por su narcotráfico, terrorismo e inseguridad, carteles de la mafia son hoy en día el blanco de la policía norteamericana, los grandes capos de la droga de este siglo son mexicanos, los más altos índices de secuestro e inseguridad están en México, llegando a ser encasillado como uno de los peores países del mundo para vivir.

El país ha sido atacado por grandes líderes y empresarios de otros países como el magnate Donald Trump, quien se refirió a esta nación como un exportador de prostitución, pobreza y  criminalidad, actos negativos que generaron el rechazo de América latina por su forma de expresión ante los latinos.

Hace varios días se reportó el asesinato de un reportero gráfico  mexicano en el distrito federal, el comunicador ya había declarado su temor y el nivel de peligrosidad en el que se encontraba, el periodista residía en Veracruz, la ciudad con más periodistas muertos según los informes; el hecho generó repudio por parte de sus colegas y amigos que conocían el trabajo de Rubén Espinoza.

Finalmente la lista de víctimas se engrosa y lo único que nos queda por esperar es esta paz tan anhelada y tan lejana, para seguir informando y sacando a la luz pública todos los acontecimientos que requieren investigación.

Diego Cubillos Clavijo
@diegocc150

Otros autores