00:31 h. Jueves, 27 de febrero de 2020
Maria Eugenia Rinaudo

Cambio climático: ¡Voluntad política por favor!

Licenciada en Estudios Ambientales.

Maria Eugenia Rinaudo | 19 de abril de 2015

A finales del año 2014, escribí un artículo titulado “Los políticos admiten el cambio climático, pero, ¿sus políticas delatan lo contrario?”, en el que hacia un análisis sobre la falta de voluntad política en la toma de acciones concretas sobre el cambio climático. Entramos en un nuevo año, y con este la esperanza de centrar esfuerzos para conseguir -al fin- un nuevo acuerdo climático vinculante, que permita enfocar las estrategias necesarias en adaptación, mitigación y financiamiento.

Con mucha preocupación, quienes nos dedicamos al tema climático, vemos con especial interés como la voluntad política se ve rendida a los pies de los intereses económicos o ideológicos, muchos de ellos con visiones individualistas e incomprendidas.

Asistir a una COP, es una prueba física y emocional para cualquiera. Es mejor tomarse un Valium previamente a entrar al venue y escuchar las “discusiones” que se engendran. Quisiera por una vez, oír decir a un político de uno de los países contaminantes como China, Rusia o Estados Unidos que “su problema es el cambio climático” y observar como plantea acciones concretas para mitigación y adaptación.

Ciertamente Obama ha dado algunos avances importantes en materia de acción climática para Estados Unidos, sin embargo con una corte republicana “opuesta” a estas acciones, -uno de los más republicanos más influyentes es Jim Inhofe, quien preside el Comité de Medio Ambiente del Senado y al cual, según The Guardian, la petrolera BP financia su campaña-, no se avanzará mucho en tema de reglamentación de emisiones y consecuentemente, la historia seguirá tal como la vemos hoy día.

Naomi Klein, periodista, escritora y autora de varios libros importantes en torno al cambio climático -el último de ellos “Esto lo cambia todo”-, una obra escrita desde la radicalidad y el convencimiento de que queda poco tiempo y son muchos los obstáculos, manifestó recientemente que “el mayor obstáculo para hacer frente al cambio climático, son los políticos”.

Sin embargo, el poder que tienen algunas empresas (más que nada petroleras) como Exxon Mobile, la cual es más rica que la suma de todas las empresas de automóviles en el mundo. Los políticos no reaccionan a la crisis ambiental porque ellos responden a un poder superior: la industria de los combustibles fósiles.

Manifestar un cambio político sin precedentes en acciones climáticas, metabolizará la actual crisis que estamos viviendo en uno de los peores momentos de la historia de la humanidad. Tal y como lo escribí el año pasado, necesitamos poner los intereses en juego a un lado de la balanza y que se manifieste la ética política -si es que existe-, para poner orden en las prioridades mundiales.

Para lograr un futuro con un desarrollo bajo en carbono, la inversión debe hacerse en políticas climáticas significativas, asegurándonos de que sea efectiva. No es solo pensar en el acuerdo internacional global, sino en mirar con profundidad todas las acciones nacionales que se puedan realizar y en esto, los gobiernos son claves. Una buena gobernabilidad puede favorecer este proceso -tanto nacional como internacional-, haciéndolo más transparente, accesible y equitativo. Diciendo esto, me viene al recuerdo un artículo leído hace un par de semanas, en donde el gobierno chileno realizó una importante encuesta sobre cambio climático a nivel nacional, ejecutando un mapeo de comportamientos y necesidades sociales en torno a uno de los desafíos más importantes de la historia.

Esto tiene una importancia altísima, no solo para Chile sino también para el resto de los países. La política debe estar envuelta en modelos participativos sociales y culturales, que promuevan la intervención de las comunidades a todos los niveles del proceso consultivo.

El cambio climático debe funcionar como un catalizador de acciones, para forjar un gobierno nacional y local más responsable. Tal y como lo escribí en el artículo con el cual inicio esta nota, “a medida que los ciudadanos adquieran mayor conciencia sobre los riesgos climáticos y los gobiernos se enfrenten a la necesidad de cumplir nuevos compromisos de reducción de emisiones y apoyo a la adaptación en comunidades, se complementara el proceso participativo entre la política y la sociedad”.

Maria Eugenia Rinaudo 
@rinaudomariae

Más acciones:
Otros autores