22:53 h. Miércoles, 26 de febrero de 2020
Maria Eugenia Rinaudo

Páramos colombianos, más que solo un paisaje

Licenciada en Estudios Ambientales.

Maria Eugenia Rinaudo | 27 de marzo de 2015

“El páramo para nosotros significa vida” 
Habitante del páramo.

Colombia es famosa por su delicioso café, el cual nos ayuda a tomar mínimo por las mañanas; pero también es reconocida por su amplia biodiversidad, la cual recorre todo el país y juega un papel fundamental en el desarrollo de la nación.

Entre toda esta enorme biodiversidad encontramos los páramos, ecosistemas que promueven bienestar y servicios de gran escala en muchas áreas trascendentales del país y los cuales son considerados como ecosistemas únicos en el mundo, recordando que el 50% de los páramos mundiales están en Colombia.

Dicho esto, es una gran responsabilidad para nosotros, aportar para la conservación y manejo sostenible de los páramos, ya que estos generan seguridad hídrica (porque actúan como “esponjas” que captan el agua y la almacenan en acuíferos), promueven servicios de aprovisionamiento, regulación y culturales, así como también apoyo en la agricultura (por medio de la producción de papa y cebolla larga).

A pesar de que aproximadamente el 2% del territorio colombiano cuenta con páramos y de que los ecosistemas y áreas estratégicas se encuentran en la Ley 99 de 1993 (afirmando que deben ser prioritarios en las políticas de gobierno), el camino hacia su debida conservación no está del todo dada.

Minería, deforestación y cambio climático son algunos de los signos más latentes de que los páramos se encuentran en peligro y con ellos, nuestra propia supervivencia diaria. En virtud de ello, el Instituto de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt junto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, han promovido la delimitación de los ecosistemas estratégicos (incluidos los páramos y los humedales), para lograr establecer los insumos necesarios a fin de guiar políticas públicas que atiendan con prioridad la conservación de estos ecosistemas.

Los páramos, como sistemas de vida (indicado dentro del proyecto de la delimitación de estos ecosistemas estratégicos para Colombia), busca enfatizar la conexión vital existente entre el mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores y la reducción de las vulnerabilidades por medio del cumplimiento de los Objetivos del Milenio, en especial relacionados con reducción de la pobreza y la sostenibilidad ambiental.

En este orden de ideas, el proyecto se pregunta: ¿Cómo y de que vive la gente que vive en el páramo?, ¿Cuáles son sus estrategias de vida?, ¿Cuáles son los modelos de uso y ocupación del territorio?, ¿Cuáles son las actividades que permiten la sostenibilidad de los sistemas de vida y el páramo?...

Más allá de los beneficios ambientales y políticos que trae consigo este proyecto, los páramos son vistos como “sistemas de vida”, generando una fuerte relación entre las sociedades que hacen parte de él y la representación cultural que poseen, incluyendo aspectos como las visiones locales y los actores sociales, quienes actúan como clave para la gobernanza de los páramos.

Debido a lo anterior, es imperante que Colombia siga dando avances sólidos en la restauración socio-ecológica (reconectando a la sociedad con la naturaleza), y de esta manera lograr la cultura de un país de “agua” y de “páramos”, el cual pueda contribuir a la conservación de estos ecosistemas y generar un compromiso transversal en el manejo sustentable de estos sistemas y de los servicios ecosistemicos que obtenemos de ellos.

Maria Eugenia Rinaudo
@climateate

Más acciones:
Otros autores