00:11 h. Jueves, 27 de febrero de 2020
Ronal Flórez

Los diálogos de paz no nos salvarán de las FARC

Periodista

Ronal Flórez | 16 de junio de 2015

“Las FARC nos hallaron la razón a todos los colombianos cuando afirmábamos que, los supuestos diálogos de paz no eran más que un espectáculo oprobioso del gobierno de Santos en la Habana”.

La semana pasada Colombia entera se estremecía en un profundo mar de lágrimas, en amargas tristezas e insondables miedos que no podían ser consolados al ver los centenares de atentados que las FARC realizaban sin piedad alguna. La muerte de nuestros soldados y policías en manos de un puñado de terroristas nos rompían el corazón, y junto a ése sentido dolor nos uníamos a la tristeza de aquellas madres y familias que vivían la pérdida de sus hijos, quienes eran los héroes acribillados de este combate.

Pareciera que para el Presidente Santos, quien estaba de tour por Europa, le importaran más las relaciones externas que los escalofriantes ríos de sangre que bañaban a Colombia por estos días. En un mes, mi apreciado lector, las FARC han cometido más de treinta actos terroristas y en menos de 24 horas han volado torres eléctricas, han hecho derramar crudo en los ríos, han asesinado soldados y población civil, y acá, como raro, en Colombia, no ha pasado nada.

Ya es costumbre escuchar la reiterada frase del Presidente Santos: “esas acciones terroristas nos alejan cada vez más de la paz”, pero déjeme decirle que ésas acciones van más allá del terror y de la guerra. Nos demuestran una ausencia de querer hacer la paz por completo. Y, ¿cómo creer en los supuestos diálogos de paz si todo lo firmado hasta el momento no se ha cumplido?

Con el permisivo actuar de Santos quedamos a la merced de las FARC, a seguir viendo cómo derriban las torres para dejar a la población sin luz, a la mortandad de la naturaleza con más derrames de crudo, al asesinato de centenares de soldados en todos los departamentos, a contemplar el reclutamiento forzado de nuestros niños y niñas, a vivir desprotegidos y a escuchar las mismas precarias frases de paz porque valió más darle la razón a las FARC que velar por un íntegro derecho a la vida que, en teoría, no debería ser negociado.

@RonalPeriodista

Más acciones:
Otros autores