10:07 h. viernes, 22 de octubre de 2021

Colombia declaró la "calamidad pública" por una avalancha

EFE  |  19 de mayo de 2015 (00:45 h.)
Avalancha Antioquia4 EFE

El presidente Santos visitó Salgar, departamento de Antioquia (noroeste), donde ya murieron 61 personas por un deslave. Allí prometió ayuda para los damnificados.

El presidente Santos visitó Salgar, departamento de Antioquia (noroeste), donde ya murieron 61 personas por un deslave. Allí prometió ayuda para los damnificados.

El jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, declaró este lunes la "calamidad pública" en la localidad de Salgar, departamento de Antioquia (noroeste), arrasada durante la madrugada por una avalancha que hasta el momento ha dejado 61 muertos, 37 heridos, decenas de desaparecidos y 31 viviendas afectadas.

Los nuevos datos de la tragedia los dio la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), según la cual "son 61 personas fallecidas y 37 heridas tras la avalancha de la quebrada la Liboriana".

Según el organismo oficial, los heridos trasladados al hospital de Salgar ya recibieron el alta médica y "11 pacientes fueron remitidos a otros centros asistenciales de municipios cercanos".

Santos visitó Salgar y se reunió con las autoridades locales y regionales para conocer los detalles de la tragedia y anunciar un paquete de ayudas para la reconstrucción de viviendas, subsidios de arrendamiento y otros apoyos de urgencia.

"Lo primero que se hizo fue declarar la calamidad pública para poder tener la flexibilidad de utilizar los recursos en donde más se necesitan", manifestó Santos en una declaración a periodistas.

El presidente colombiano agregó que también se inició "todo un proceso de búsqueda de personas que están desaparecidas", y aunque dijo no saber cuántas son, precisó que "hay 166 personas buscándolos, de los diferentes organismos de socorro".

La tragedia se registró durante la madrugada del lunes por el desborde de la quebrada Liboriana, que prácticamente arrasó el corregimiento de Las Margaritas, que pertenece al municipio de Salgar.

"Quienes perdieron su casas van a ser beneficiados con casas nuevas", aseguró el mandatario colombiano en la zona afectada. Y añadió que mientras tanto recibirán subsidios de arrendamientos en los lugares que las familias escojan para vivir.

Además destacó que hay varios niños que perdieron a sus padres y que de ellos se encargará el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que ya envió personal para "ubicarlos en un sitio especial".

El titular del Palacio de Nariño añadió que por el momento la población de Salgar carece de agua por los daños que la avalancha causó al acueducto, "pero ya hay unos carrotanques que están funcionando y vienen más para que el agua pueda repartirse de la mejor forma posible, con prioridad en el hospital".

El jefe de Estado dijo también que hay una indemnización por cada muerte, calculada en 16 millones de pesos (unos 6.580 dólares) que serán abonados a las familias.

"Por ahora lo que queremos es acompañar a los familiares en este momento de dolor, nadie nos va a devolver a los muertos y lamentamos profundamente, pero tenemos que salir de este desastre y mirar para adelante con valor y fortaleza", concluyó la máxima autoridad política de Colombia.