22:30 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Colombia: el general Alzate pidió su pase a retiro por "afectar el honor militar"

Infobae América  |  02 de diciembre de 2014 (00:18 h.)
General Alzate

El militar que permaneció en poder de las FARC y cuya captura provocó crisis en los diálogos, "admitió que cometió un error".

"Por mi honor militar, como primera virtud del soldado que he respetado sirviendo por más de 33 años de entrega y desprendimiento a nuestra patria, y por el amor y respeto a nuestra institución militar que por este hecho se ha visto afectada, he solicitado al Gobierno Nacional mi retiro del servicio activo", dijo el general al leer una declaración, acompañado de su esposa y sus hijos.

"Mi afán de servicio y amor por el pueblo del Chocó me llevaron a no aplicar los procedimientos de seguridad que debía adoptar en mis desplazamientos", agregó.

Según confesó, violó los protocolos: "Me informé de la situación de inteligencia del área y decidí adoptar medidas como la desinformación de mi ruta y el manejo del bajo perfil", dijo. Entre esas medidas también incluyó no usar su escolta y vestir de civil "para fortalecer la confianza".

Sin embargo, denunció que los secuestraron "en total estado de indefensión y eso configura una grave violación de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario".

El general Rubén Darío Alzate, comandante de una unidad especializada en la lucha contrainsurgente, cayó en poder de rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia(FARC) con dos acompañantes a mediados de noviembre cuando sin escoltas y sin uniformes viajó en una lancha por un río hasta un caserío del departamento del Chocó.

El oficial reveló que durante los 14 días en poder de la guerrilla fue esposado, amarrado, obligado a caminar largas jornadas en medio de la selva y amenazado de muerte.

Alzate, quien se convirtió en el oficial de mayor rango capturado por la guerrilla en más de 50 años de conflicto, fue liberado el domingo con un suboficial y una abogada en una zona selvática de Colombia, en donde la guerrilla los entregó a una misión humanitaria conformada por representantes de Cuba, Noruega y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Horas después de la captura del general, calificada por el Gobierno como un secuestro, el presidente Juan Manuel Santos suspendió la negociación de paz que en dos años ha dado más frutos que todos los esfuerzos anteriores para poner fin al conflicto de medio siglo que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

Este lunes, tras la liberación, viajarán a la capital cubana los negociadores del Gobierno colombianopara "evaluar" cómo reiniciar el proceso, explicó el jefe de Estado en Agenda Colombia