12:34 h. sábado, 04 de diciembre de 2021

'Voy a cerrar capítulo con Procurador. Esa pelea no conviene a nadie'

El Tiempo  |  08 de abril de 2015 (18:36 h.)
Juan Manuel Santos

Santos además salió en defensa de Germán Vargas y se ofreció para mediar entre EE. UU. y Venezuela.

El presidente Juan Manuel Santos dijo en la noche de este miércoles que no continuará con la disputa que mantiene con el procurador Alejandro Ordóñez en la medida en que eso no le hace ningún bien al país. “Voy a cerrar el capítulo del procurador porque esa pelea pública no le conviene a nadie”, afirmó Santos en entrevista con Caracol Noticias.

Además, salió en defensa del vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien fue tema de debate en las últimas horas por cuenta de una proposición del senador Armando Benedetti, en el sentido de inhabilitar al ‘vice’ para una eventual candidatura a la presidencia del 2018. Según Benedetti, el hecho de que Vargas Lleras inaugure obras en el país lo pone en ventaja en un escenario electoral.

Frente a la discusión, Santos afirmó en defensa del Vicepresidente: “¿Qué tal un gobierno que no pudiera inaugurar obras?, si los gobiernos están es para inaugurar obras”.

De otro lado, el presidente dijo que si Estados Unidos y Venezuela ven que Colombia puede ayudar a mediar en la tensión diplomática que viven esos dos países, pues su Gobierno está en toda la disposición de dar sus buenos oficios para normalizar la situación.

El Jefe de Estado argumentó que tiene buenas relaciones con Washington y Caracas, lo que podría facilitar los acercamientos entre las partes. De hecho, esa gestión podría comenzar, si le dan el visto bueno en la VII Cumbre de las Américas, escenario en el que coincidirán Barack Obama y Nicolás Maduro.

“Si las parte dicen que Colombia podría ser un puente, porque tenemos unas magníficas relaciones con Estados Unidos y también, a pesar de las diferencias, con Venezuela, nuestro vecino, pues estaremos dispuestos. Si nos lo solicitan, por supuesto”, enfatizó Santos.

Si bien los tres mandatarios, Obama, Santos y Maduro, no tienen una cita formal en el marco de la Cumbre, coincidirán en distintos escenarios y, sin duda, este tema saldrá a flote en sus diálogos.

Para Colombia los dos países son socios importantes. Estados Unidos es su principal aliado comercial y un apoyo clave en el proceso de paz, y Venezuela no solo es vecino, sino que también es claro que si la crisis en su territorio se agrava, muy seguramente la frontera, del lado colombiano, podría ser golpeada duramente.

De hecho, en una entrevista publicada el lunes por EL TIEMPO, Santos rechazó las sanciones unilaterales que Washington le impuso a Caracas e insistió que en el país bolivariano se debe promover el diálogo para que supere la crisis.