21:41 h. sábado, 23 de octubre de 2021

Un pueblo italiano multará a los perros que ladren durante la siesta

AFP  |  23 de julio de 2015 (01:01 h.)
Perros

El Ayuntamiento de la pequeña localidad italiana de Controne, en la región de Campania, impondrá multas a los dueños de perros que perturben con sus ladridos el silencio del tiempo dedicado a la siesta y el descanso nocturno, según una ordenanza que se conoció hoy.

A los amos de los perros que transgredan la nueva norma, se les podrá penar con multas que van de 25 (unos 27 dólares) a 500 euros (unos 545 dólares), según el texto de la disposición municipal publicada ayer, martes, y difundida hoy en medios locales.

"Los perros guardianes de casas, jardines y granjas deben mantenerse de manera que no causen daño agrediendo a los transeúntes, y los propietarios deben impedir que los perros ruidosos perturben la paz en las horas nocturnas y la siesta", señala la norma.

"LOS PROPIETARIOS DEBEN IMPEDIR QUE LOS PERROS RUIDOSOS PERTURBEN LA PAZ EN LAS HORAS NOCTURNAS Y LA SIESTA"

Esta localidad situada al sur de Nápoles y de unos 800 habitantes cuenta también en la nueva normativa con una disposición destinada, por otra parte, a garantizar el buen trato a los animales.

Y estipula que está prohibido "absolutamente abandonar animales en el territorio comunal, mantener a los perros encadenados y, si esto fuera necesario, la cadena tiene que tener una longitud de cinco metros".

Además, se deberá garantizar en este último caso -agrega la ordenanza- que el perro "pueda alcanzar tranquilamente el recipiente del agua y de la comida".