08:03 h. martes, 19 de octubre de 2021

Unesco advierte de una grave disminución de los glaciares

El Tiempo  |  05 de diciembre de 2014 (00:43 h.)
Deshielo

Estudios demuestran que este fenómeno es uno de los efectos más graves del calentamiento global.

El retroceso de los glaciares se acelera rápidamente en distintas partes del mundo debido al calentamiento global, lo que supone una grave amenaza de inundaciones y desastres naturales, así como la pérdida de especies y acceso al agua natural.

En una cadena de nevados tropicales, como la cordillera Blanca de Perú, la disminución ha sido de 22 por ciento entre 1970 y el 2003, mientras que en el mar de Amundsen, en la Antártida, la pérdida anual ha sido de 83.000 millones de toneladas de hielo desde 1992.

Las montañas ocupan el 24 por ciento de la superficie mundial y albergan a 1.200 millones de personas. La mitad de la población asentada en estas regiones de los países en desarrollo sufren de hambre crónica y la mayoría viven en extrema pobreza, lo cual agrava la situación social por el deshielo de los glaciares, explicó María Rosa Cárdenas, portavoz del programa Hombre y Biósfera de la Unesco.

“La montaña es un regulador del clima y regulador de las corrientes del viento, de los flujos del agua, y puede brindar cierta protección contra los riesgos naturales”, explicó Cárdenas.

Este programa de la Organización de las Naciones Unidas presentó en Lima, durante la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas, imágenes satelitales sobre el estado de los glaciares en el mundo como consecuencia del cambio climático. 

La exposición Los impactos del cambio climático en las regiones montañosas del mundo muestra 23 imágenes de la Agencia japonesa de Exploración Aeroespacial, la Agencia Espacial Europea y el Servicio Geológico de EE. UU. en paneles instalados en Lima.

En el caso de los glaciares tropicales, la monitorización ha registrado retrocesos, como el nevado Quellcaya, en la región del Cusco (Perú), donde su principal lengua glaciar Kori Kari retrocedió 1,2 kilómetros en 1978 y en 2008.

Por su parte, en una zona de la Antártida, el derretimiento de los glaciares triplicó su ritmo en la última década, según un estudio de la U. de California en Irvin y del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la Nasa.

En los glaciares en el mar de Amundsen, el ritmo de derretimiento subió a 16.300 millones de toneladas anuales desde 2003, indicó la investigación.

Colombia

En el país, por ejemplo, la situación es igualmente dramática. En 1850, el país tenía 17 grandes áreas cubiertas con nieves perpetuas, de las cuales hoy sobreviven solo seis. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), pasamos de tener 374 kilómetros cuadrados de glaciares en esa época, a solo 45, una pérdida del 84 por ciento, que comenzó a acelerarse, como en ningún momento de la historia, desde 1980.